Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

 

Imagínese el mundo del siglo XXI. No el de principios (la actualidad, que de sobra conocemos), sino el que se nos viene encima. El mundo de los decenios de los años 30, los 40, los 50…, al final del cuál…

(aquello sucedió durante el solsticio de verano del año 2050, o el solsticio de verano del 50, como dice la negra: […] así que la primera noche, también la primera noche de aquel verano, el verano del cincuenta, mientras la civilización llegó a buscarnos la pasamos solos […] ),

… sucede el milagro, que milagro fue y estupefactos dejó a los miles de millones de habitantes de nuestro planeta Tierra.

¿Qué fue ello? No se puede decir, pero allí intervinieron fuerzas de las que aún no tenemos noticia. ¿Cómo íbamos a tenerlas, si los seres que las produjeron desdeñaban a la humanidad como interlocutora? ¿Para qué nos iban a necesitar, si ya existen los cetáceos?

La aventura de las luces azules es una narración futurista (una fantasía, por tanto), en la que se aborda el problema de la evolución (de la evolución de la materia, se entiende, que desde el big bang no ha cesado de reelaborar sus estructuras, galaxias, estrellas, seres vivos…), lejos, muy lejos de las coordenadas hoy cotidianas, toda esa inane jerga de izquierdas, derechas y demás zarandajas con que se entretiene a las por definición acríticas sociedades actuales. Es preciso traer a colación asuntos nuevos, pues el mundo que nos espera no se va a componer de baladíes lugares comunes y caducas frases hechas.

La aventura de las luces azules es un título que lo define a la perfección. Es una aventura, vaya si lo es –una innumerable sucesión de ellas–, y amén de otros elementos (la superficie de los continentes, sí, pero también la del océano, sus más profundos abismos y la inmensidad de los yermos espacios interplanetarios…), está aderezada por los efluvios –de los que no sabemos nada– de las ondas telepáticas, es decir, las que se supone que emiten máquinas tan complicadas como los cerebros de los animales superiores.

Los personajes principales son tres: un europeo que nace el 1 de enero de 2001 –justo con el milenio–; una negra procedente de la selva caribeña y cuya mayor afición es el mar, y un cachalote del océano Atlántico; telépata, por supuesto. Entre los tres dan cuerpo a esta ingente historia –La aventura de las luces azules–, que se extiende durante 100 años y 800 páginas.

Esta no es una narración de ficción científica (impropiamente llamada ciencia ficción), puesto que aquí no se habla de ciencia (o se habla muy poco), pero que inevitablemente cuenta con elementos de ese género, como la telepatía y la presencia de inteligencias extraterrestres. Entendámonos, la presencia, que no quiere decir su aparición en escena en carne mortal, puesto que no creo que estos seres sean tan tontos como para descender a la Tierra que conocemos, y menos con la que está cayendo en la sociedad de analfabetos informáticos que caracteriza los tiempos actuales. Sin embargo, allí están, contemplándonos desde el lugar que ocupan…

La que publico ahora es la segunda parte, subtitulada Rondeau, y luego, con intermedios de unos meses, seguirán las restantes, Scherzo allucinante y Andante con moto e finale.

¿Qué más quieren que les cuente?, porque podría hablar de tantas cosas… De las aventuras abisales de la negra; de los conciertos de puertas chirriantes en alta mar –puesto que la música es parte fundamental en esta historia–; del astronauta perdido para siempre en órbita solar; de la bienaventuranza, especie vegetal de allende los espacios siderales; de la boda por ondas electromagnéticas y los coloquios con seres que están lejos, muy lejos… pero no digo más. El que esté interesado en leer semejante cuento, que cuento es, y provisto de colosal fantasía desbordada (es el mundo del futuro), ya puede hacerlo AQUÍ.

La primera parte (Allegro vivace) se puede ver AQUÍ.


Otros lugares para divertirse:

Una película se puede ver aquí: https://youtu.be/1fenD06sYyc

Lo mismo, pero las fotos en sí, sin película, también se pueden ver: AQUÍ.

Otros paisajes españoles diversos pueden verse AQUÍ.

Y ya, puestos a tratar de fenómenos inexplicables, los interesados en novelas de aventuras pueden mirar AQUÍ.

Anuncios

Read Full Post »

A Pipo, también llamado Charlidós, chaval de trece años que no estudia demasiado, le ponen una maestra que resulta ser una mulata jamaicana que está como un tren. Esto es literalmente cierto, y así es el asunto, pero lo que sucede a continuación (en el libro) no es nada de lo que estás pensando, sino algo mucho mejor.

Puedes conseguir este libro gratis del 1 al 5 de este mes de octubre (de domingo a jueves) en la siguiente dirección:

https://www.amazon.es/dp/B074ZLV5LB

Esto es un e-book, un libro eléctrico de los que se leen en esos aparatos. Se puede leer en cualquiera de ellos, incluso en el teléfono, que aunque no es el mejor lugar para ello, hay quien lo hace.

Y hablando de todo un poco, ¿qué otra cosa se podría decir? Muy sencillo: esto:

A Patricia, a la mulata Patricia, le olía el culo a jaramugo, que era un rosal que había en la parte de atrás, al lado de la puerta de la cocina, y tenía flores todo el año, se lo oí al tío Mary una vez que se lo dijo a mamá y no me veían, no sabían que estaba allí, y entonces ella le dijo, ¡qué cosas dices!, ¿y así quieres tú ligar?, pues como te oiga, ya sabes lo que te va a contestar…, y el tío Mary se fue riendo por el pasillo y canturreando por lo bajo, que no sé qué cantaba, pero debía de ser algo muy divertido porque iba dando saltos y golpes en las paredes. […]

Esta es un novela de lujo, intriga, diversión, amor y vacaciones, que no son malas etiquetas, pues ¿qué sucede con el profesor de kárate? ¿Y con el perro de presa que les regaló el tío Arsenio? ¿Y quién ganará al final el campeonato de fórmula 1, los Mercedes o los Ferraris? El asunto está competido, y no se resolverá hasta la última vuelta…

Bueno, perdón por la lata. Un abrazo y todo eso, y si alguien se queda con ganas de más, que mire ESTO.

Read Full Post »

portada cocina kindle 1,2,2 pequeña

Los días 22 y 23 de marzo estará en descarga libre (gratis y sin virus ni troyanos ni bichos de esos) el libro de cocina llamado La cocina española de siempre. Es un libro de recetas, pero de leer, es decir, que lo puedes leer todo seguido, como si fuera una novela, y el resultado es que te entra hambre.

Se puede bajar aquí:

 https://www.amazon.es/dp/B01I41EBWE

 


Y además se puede ver esto, que no es el libro sino parecido:

 https://sites.google.com/site/lacocinaespanoladesiempre/

 y esto otro:

 https://www.amazon.com/author/camargorain

Read Full Post »

Resulta que mis blogs (tengo varios, unos aquí y otros en blogspot) se han convertido en anuncios de libros gratis, lo que se debe a la mecánica que tiene Amazon para promocionarlos. Cada tres meses puedes ponerlos cinco días gratis (cada uno), y como tengo varios en ese portal… Bueno, pues el próximo que va a estar en descarga libre es uno que le gusta mucho a todo el mundo. No es literario, pero eso parece que a la gente le da igual.

portada cocina kindle 1,2,2 pequeña

Se trata de una colección de recetas de lo que su título dice, o lo que es lo mismo, lo que llevo toda la vida haciendo para alimentarme y alimentar a los que tengo alrededor. Lo iba apuntando para que no se me olvidara de una vez para otra, y al cabo de los años tenía tantas cosas que lo puse en limpio. Una opinión extendida es que su lectura produce hambre… ¿Será verdad?

En fin, me voy a dejar de rollos y a decir algo de sustancia: los días 21, 22 y 23 de febrero (martes, miércoles y jueves) se podrá bajar gratis desde la dirección que se da abajo. No hagáis caso de lo de “comprar en amazon”. Como está gratis no hay nada que comprar. Haces clic ahí, lo descargas y listo. Eso sí, tienes que ser cliente de Amazon (tener una cuenta con ellos y haber comprado algo alguna vez, aunque sea una nimiedad).

El sitio es este:

Y además, como de costumbre, también puedes echar una ojeada a este sitio.

 

Read Full Post »

dios-c-no-1-en-amazon

Cosas que pasan a veces: “Dios conmigo”, novela medieval, ha llegado hoy al nº 1 de Amazon: ¿se lo explica alguien? Nunca entenderé estos misterios. https://www.amazon.es/dp/B018XOY7NU

Read Full Post »

comida alubias 2

 

La olla ferroviaria, en principio, es la que preparaban para su manduca los trabajadores que tendieron los ferrocarriles españoles durante la segunda mitad del siglo XIX. Una de estas líneas, la que discurre entre Alar del Rey y Reinosa –localidades limítrofes entre los dominios del obispado de Burgos y lo que en tiempo fueron las Asturias de Santillana–, se caracteriza por lo desapacible de su meteorología, por lo que es de imaginar que allí el rancho era sustancioso.

Preparar la comida sobre el terreno conlleva arreglarse con lo que se pueda encontrar, y ¿qué se puede encontrar en invierno en tal lugar, ventoso puerto de Pozazal, gélida comarca de Valderredible y los mil y mil páramos del norte de Castilla la Vieja? Berzas, cebollas, patatas, alubias, nabos, algo de caza –en especial, lobo…–, y pare usted de contar. Si vamos a remitirnos (en la escasa medida que las posibilidades del mundo moderno nos brinda) a lo auténtico, podríamos hacer algo parecido a lo que se va a contar.

Se prepara la carne con antelación. No encontraremos lobo, por supuesto, pero podemos arreglarnos con jabalí, venado, corzo, etc., animales todos ellos que figuran en los congeladores de las grandes superficies. (Hay que tener cuidado con lo que se adquiere, pues algunos de estos animales se crían en granjas a base de pienso, por lo que el resultado final puede saber a pollo).

Se hierve la carne durante uno o dos minutos y se desecha ese agua. En la olla rápida ponemos a freír mucha cebolla; doramos la carne, añadimos el agua necesaria (también algo de vino), cerramos y la mantenemos en ella durante una hora.

Aparte se cuece una berza picada acompañada de unos trozos de tocino rancio (y chorizo y morcilla, si se desea); como el tocino aporta mucha grasa, su presencia debe ser puramente testimonial.

En un tercer cacharro se ponen a cocer alubias remojadas y añadidas con un nabo entero y algunos ajos. Cuando las alubias parecen estar tiernas (entre una hora y media y dos horas) se agregan patatas en trozos y algo de la salsa que habrá en la olla en que se ha hecho la carne (procurando deshacerse de la grasa). Se deja que se hagan las patatas durante veinte o veinticinco minutos más.

A continuación se mezclan estas tres preparaciones, añadiendo al puchero de las alubias y patatas, que debe estar holgado y con bastante líquido, la berza necesaria y la carne –en trozos, aunque no va mal deshilachar con los dedos unos cuantos– con la salsa que el guiso precise; no es necesario indicar proporciones, pues su mejor o peor textura se advierte inequívocamente cuando se está haciendo la mezcla. A continuación se le da un último hervor para que los alimentos se integren. Sal, la de las cocineras.

Como todos los cocidos, unas horas de reposo (no digamos una noche) mejoran el potaje sustancialmente.

Hay que recordar que si se guisa la carne el día anterior, y se mantiene una noche en la nevera (en su caldo), a la mañana siguiente podremos retirar con facilidad el exceso de grasa sin variar un ápice el sabor o las propiedades alimenticias.

La olla ferroviaria auténtica debería hacerse de una sola vez, es decir, con fuego de carbón (el carbón de las locomotoras), en un solo cacharro y añadiendo los ingredientes conforme a sus particulares tiempos de cocción, pero me parece que el método descrito es más acorde para las cocinas modernas.

 


 

También se puede ver esto

 

Read Full Post »

Dios conmigo, la novela ambientada en la Edad Media y dirigida a todos los públicos que he subido a Amazon para que la lean ustedes, llegó al nº 1 de descargas en una mañana, y se mantuvo en él durante los días en que Amazon te permite ponerla gratis, que no son muchos.

 

Pero esto no es más que el principio, el primero de los libros que voy a meter en Amazon y que, por precios sumamente módicos (2,99 €), estarán a disposición de quien quiera leerlos en versión Kindle. También existe en papel, y aunque en este caso no puede ser tan barato (por razones obvias), hay que decir que estas versiones (perfectamente acabadas como todo libro que se precie) valen la mitad o menos que en una librería.

 

Dentro de un par de meses, seguramente coincidiendo con el día del libro, subiré el segundo (va a ser un libro de cuentos), del que ya puedo anunciar el título, 22 cuentos chinos peligrosísimos, con el que espero que se rían, pues ese es su género, el de risa.

Read Full Post »

Older Posts »