Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘fotografía’

 

A muy grandes rasgos, se puede dividir en tres partes la historia del último millón de años en la península ibérica. De ellas, la primera, de la que no sabemos prácticamente nada, dura 988.000 años, es decir, casi todo este tiempo. La segunda, que iría desde el 10000 a.C al 1000 a.C., constaría de 9.000 años, larguísimo período, y por último, la tercera, de la que conocemos bastantes cosas, dura los últimos 3.000 años, desde el 1000 a.C. hasta la actualidad.

Tomando esto como criterio podríamos hablar de El principio, primera parte. Los pobladores sedentarios, es decir, el período en el que las personas, por imperativo de la agricultura y la ganadería, se asientan en el territorio (antes fueron errantes), época en que se ponen las bases de la sociedad que conocemos, y los últimos 3.000 años, cuando se desarrolla la sociedad hasta llegar al momento que vivimos.

Esta última parte se puede dividir a su vez en siete etapas, que son: La llegada de los pueblos de oriente; Las primeras invasiones (las de cartagineses y romanos); La época visigoda; La época musulmana; La España cristiana; La edad de oro y La España moderna.

La cronología, más o menos aproximada, de los últimos 3.000 años es la siguiente:

Los pueblos de Oriente; 1000 a 500 a.C. = 500 años

Cartagineses y romanos; 500 a.C. a 400 = 900

Época visigoda; 400 a 700 = 300

Época musulmana; 700 a 1000 = 300

España cristiana; 1000 a 1500 = 500

Edad de oro; 1500 a 1700 = 200

España moderna; 1700 a 2000 = 300

 

Por tantas y tantas edades ha pasado este trozo de tierra que conocemos como península ibérica, y quien escribe, que es aficionado a estas cosas, las ha tomado como motivos para unas cuantas novelas que se detallan muy por encima.

 

Dios conmigo sucede en la Edad Media y cuenta lo siguiente:

 

Un personaje ficticio –Ramón el calatravo– narra su existencia entera, que se cumplió a caballo de los siglos XII y XIII. Aprendiz de cantero, agricultor, herrero, siervo, soldado, señor de la guerra y constructor de catedrales góticas, desde el cenobio que habitó en las postrimerías de su vida rememora los lances que el albur le llevó a contemplar, entre los que descuellan la batalla de Alarcos y la de La Nava de la Losa, episodios que han pasado a la historia con letras mayúsculas.

Bereberes, traficantes, castellanos, reyes, ángeles y demonios, bailarinas y juglares, nobles y siervos, caballeros y labradores, gente de armas y de letras, dromedarios, sabuesos, simios, alanos, mulos y corceles y otros muchos animales que sería excesivo citar, componen la multitud que poblaba el mundo que le tocó vivir como uno más de los eslabones de la inagotable cadena de la humanidad, aquella que entre cerradas nieblas persigue fantasmas para concluir con las célebres palabras que dicen, ¡vanidad de vanidades…!, todo es vanidad.

Ojos azules es un compendio de episodios diversos que llevan desde la prehistoria hasta los tiempos actuales. Sus sucesivos protagonistas son descendientes unos de otros y tienen rasgos en común, como los ojos azules… En este libro aparecen los cazadores de las llanuras, los sumerios, fenicios, romanos y bárbaros de que nos habla la historia…, y todos ellos narrando su particular peripecia. Surgen las aldeas neolíticas, las ciudades antiguas, los oscuros bosques de la edad de las tinieblas (el mediœvo), los dieciochescos salones de la Venecia de Vivaldi… y los tiempos modernos. Y a guisa de ejemplo, este es el final de uno de los capítulos, que tiene como escenario la segunda cruzada:

Todos me miraron con interés, pues el comadreo era la ocupación más usual en el círculo en que me movía.

–Pues señores, ello es que me llaman el elefante… –e hice una marcada pausa–, lo cual se debe a que el alfil del ajedrez, personaje que siempre está al lado de los reyes, simboliza al elefante, ese animal que, incluso hoy, aún se utiliza en algunos ejércitos.

–¿No lo sabían ustedes? –inquirí triunfante de la curiosidad despertada, y tras contemplar los rostros de quienes me rodeaban, proseguí.

–Pero también a que en semejante juego –y allí entorné los ojos y bajé la voz– esta figura siempre se mueve en diagonal, es decir, torcidamente… –e hice hincapié en la palabra, porque el vocablo me satisfacía en lo más hondo y me reafirmaba en ciertos indicios que al vuelo había pescado acerca del aprecio que tan altas personas me profesaban, pues no me cabía duda de que aquellos torcidos manejos resultaban para ellos de suma utilidad.

–Pero aún hay algo más –continué ante el interés que leía en las caras–. ¿Saben ustedes cómo se me conoce también en ese eminente lugar que ocupan los poderosos?

El silencio se hizo en el grupo.

–¡Terrorista! –dije sin que un solo viso de temblor asomara a mi ambigua voz–. ¿Quieren creerlo…? Terrorista… Ese es el enigmático apelativo que las personas encumbradas añaden incomprensiblemente a mi afecta persona. Y ahora, díganme ustedes, señores míos que me escuchan: ¿sabe alguno de los que me rodean lo que significa semejante vocablo?

 

 

A Isidora no la he vuelto a ver, pues ya no me resulta necesario su concurso dado que mi situación está firmemente asentada. A lo que le dejé, que lo bautice como Jesús, pues con la voz de su nombre fue concebido. Ahora estoy ocupado con negocios más altos, y pocas cuestiones me pueden distraer de ellos. Mi señora ha faltado una vez más al respeto a su marido, el rey tonto, y allí soy necesario, ineludible. ¿Qué será lo que los reyes y sus consejeros encuentran en mi encogida persona? A veces se me figura desempeñar el desairado papel del santo Bernardo, que quedó atrás debido a su mala salud, pero mis pretensiones no son tan altas. Me maravilla pensarlo, y sólo se me ocurre una explicación: el rey es de madera, una con esmero labrada pieza del complicado juego que se dilucida en el entramado universal. No así la reina, esa avispada jovencita aquitana que, como su homónima, recorre las líneas sin que nadie pueda ponerle coto y presume de las gracias de que Dios la dotó ante cualquier galán que le salga al paso.

Y por último, he aquí El viaje del morisco, del que, entre otras cosas, se dice lo siguiente:

Juan Rui de Velasco, antes llamado Abenasar, es un personaje del 1600 gaditano. Traficante, contrabandista, músico, fabricante de salmueras, coleccionista de arte…, sus actividades se extienden por las orillas de ambas Indias, las orientales y las occidentales. Con el apoyo de influyentes personajes entra en el negocio de los transportes terrestres, que entonces comenzaban de la mano de una familia judía favorecida por el rey, los Taxis, y de esta forma, para reconocer el terreno, se embarca en un viaje que le lleva a recorrer la península ibérica de sur a norte.

Juan Rui de Velasco tomó largas notas durante su transcurso, y de esta forma dejó escrito:

En la amurallada población de Astudillo, mediado el mes de julio del año del Señor de MDCI.

Es de noche, y en las profundidades de una posada polvorienta, a la luz de un candil de aceite perfumado enarbolo la pluma y anoto lo que sigue:

———————————————–

Aparte de lo anterior traigo también unos LUGARES DE LA ESPAÑA CONTEMPORÁNEA, para que se vea cómo es hoy este país:

Película sobre la España actual que se puede ver aquí: https://youtu.be/1fenD06sYyc

Lo mismo, pero las fotos en sí, sin película (y sin música), también se pueden ver: AQUÍ.

Otros paisajes españoles diversos pueden verse AQUÍ.

Y además ESTO, que es sólo para elegidos.

 

Read Full Post »

74-12 379-16 700

Sobre este sistema fotográfico, hoy caído en desuso (aunque, curiosamente, apreciado por muchos post-mortem, cosa que llama la atención), he puesto en limpio mis recetas y el sistema que utilicé durante largos años (sobre todo en lo que se refiere al ceremonial propio del cuarto oscuro), y lo he colocado en Amazon por el mínimo precio que te dejan hacerlo: 0,99 €. La cosa va ilustrada con algunas fotos.

 

portada cursillo foto 2 libre peq

No es un manual enciclopédico ni mucho menos, sino la descripción de una serie de métodos que vienen a describir el procedimiento en su totalidad: qué película usar, cómo revelarla, cómo revelar el papel y hacer copias, y al fin, cómo virar esas copias (cambiarlas de color), pintarlas (que se pueden pintar, por supuesto, muestra de lo cual es lo que se puede ver aquíy retocarlas para que queden presentables.

     Lo que digo puede verse en este enlace:

https://www.amazon.es/dp/B01EUTP4TS

 


Y no se pierda esto:

https://www.amazon.com/author/camargorain

Read Full Post »

Exif_JPEG_PICTURE

Castilla, en especial la Vieja, es históricamente la región más representativa de España. Los turistas prefieren el ambiente andaluz y las costas mediterráneas, y los españoles, influidos por la incansable propaganda del sistema, allá nos vamos, pero en la meseta central, lugar en donde nuestra más reciente historia comenzó alrededor del siglo x, se pinta la más limpia de las luces, lo cual se debe a las condiciones geográficas (700 m de altitud media), el extremado clima continental y la casi completa ausencia del primero de los sectores económicos (la industria).

Es Castilla región agrícola, carente de humos y aglomeraciones, reino de la soledad señalado sin duda por el dedo de los dioses (sobre esto ya sé que hay opiniones encontradas), y paraíso en donde a la vuelta de muchas esquinas se pueden hallar bares de los de antes, pormenor en absoluto desdeñable…, y es más (por añadir algún detalle), que si lo que usted desea es ver puestas de sol como las que todos llevamos en la mente –algo difícil de lograr tal y como están los tiempos–, encarámese una buena tarde a la torre del alcázar de Segovia, o, aún mejor, al pico de Almanzor, en el Sistema Central, y ya me contará.

Me voy a dejar de encomios literarios acerca de esta extensa comarca, y les convido a que lo contemplen con los ojos de la cara, que no suelen mentir. Se trata de una docena de fotos elegidas al azar (tengo muchísimas), y me parece que en ellas se advierte lo que es difícil expresar con palabras. La dirección para verlas es:

https://docs.google.com/presentation/d/1pIHivH87Y2URLpA-1I0ZnzD7u6d5Bd86mB-p7bmMezs/

 

Read Full Post »

cnt - santander paseo de pereda con sur 346-12a

Lo que aquí se puede ver es un recorrido –bastante corto, por cierto– por algunos de los infinitos lugares de nuestras costas españolas. Sólo son trece fotos, pero como tengo muchísimas, a lo mejor otro día voy y pongo la segunda parte, y otro la tercera, o la cuarta… (etc.)

Para contemplarlo hay que ir a esta dirección:

 

https://docs.google.com/presentation/d/1B5CM6EygU9oI_1cSt96S9A8KYfJBGQ_rUWvEGjqX9_M/

 

Read Full Post »

3095-4 2005-11 800

Traigo hoy a estas tierras una paráfrasis (o una parodia, bueno) sobre la archiconocida canción que se llama Speedy González y se hizo famosa durante los años 60 del pasado siglo, aunque en la actualidad siga sonando en radios y otras formas de difusión. La glosa que aquí se presenta está tocada por la Orquesta de Villagarcía de los Caballeros (Falla, Pancho, Ringo y Charli), a la que dan inmejorable cobertura las sobrinas de Falla, tres chavalas que son unas maestras en los coros, el teclado y las flautas. Ni que decir tiene que estamos hablando de profesionales. (Todo esto, como es lógico, son fantasías literarias.)

Bueno, pues aprovechando la grabación he montado sobre ella una película –hecha con fotos– que aceleradamente narra la vida de dos ciudadanas españolas (pero dos ciudadanas guapas, ¿eh?), y cuyo contenido (algo más de dos minutos) se puede ver haciendo clic en el siguiente enlace:

 

http://youtu.be/aelIlOCtF6U

 

——————————————-

Hay otras historietas en esta dirección:

https://docs.google.com/presentation/d/1-npD7G4XqvxsSPNoKGIRTHBvHNZ1b3YisReJDrMoLFE/

 

——————————————

 

 

Read Full Post »

Exif_JPEG_PICTURE

Hoy voy a hablar de la Orquesta audiovisual de Villagarcía de los Caballeros, entidad emparentada con el Comité del Tigre, instituciones ambas dedicadas a la educación, en especial la musical, y las obras públicas, que, como se sabe, son fuentes de progreso.

Para ilustrarlo voy a poner un trozo de uno de mis libros (este no es más que una historieta de cincuenta páginas que se llama Dos veladas musicales, aunque pasan muchas cosas…), y como se va a ver, es también una apología de las mujeres.

————————————-

TEXTO:

Esta es la composición de la que durante muchos años fue la Orquesta de Villagarcía de los Caballeros:

Falla, pianista.

Ringo, percusionista.

Pancho, guitarra.

Charli: toca el bajo, lo que no quiere decir que sepa, y aunque su principal mérito –en esto de la música– estriba en que es el hermano gemelo de Pancho, hace lo que puede y no sale mal parado; tiene buenos maestros, de todas formas.

Falla y Ringo son profesionales de las academias, los conservatorios y las orquestas, y saben latín. Pancho no tanto, pero estuvo quince años en un conservatorio y luego no ha dejado de tocar un solo día.

–¿Qué tal vamos?

–Bien. Se le ha entendido todo.

Bueno, pues así están las cosas. Estos se reúnen de tanto en cuanto (a veces cada mes y medio o dos meses) para tocar juntos, en general con motivo de los puentes, que es cuando la gente puede hacerlo…

–Ya. Está la cosa muy mecanizada.

–Pues sí, pero hay que adaptarse.

… y aprovechan para celebrar, paralelamente, jornadas gastronómicas.

–Es que es lo mejor que hay.

–Y más con un buen vino…

Todo esto sucede en una casa de un pueblo, una casa antigua pero moderna, o modernizada, pues por el lado de levante le ha brotado un apéndice a modo de cristalera, o invernadero, que talmente parece que surge de las rojizas y antiguas piedras de la fachada.

–Bueno, lo he arreglado un poco, y es el mejor cuarto en verano. Sólo le da el sol por la mañana, y tampoco de plano, que están la tapia y los árboles más allá de la huerta y siempre tapan algo, y luego queda en sombra y permanece únicamente iluminado por las luces reflejadas desde las casas lejanas.

–¡Hay que ver…!

–Desde luego, ya le digo que es el mejor cuarto de esa casa. En él se pueden hacer maravillas.

–¿De qué tipo?

–Pues maravillas universales, de las que no salen en las hojas de los periódicos dominicales sino que cada cual las lleva dentro.

–Bueno, si es así…

–Pues sí. En el cuarto de marras, que más que un cuarto es una enorme y alargada habitación, aparte de otros muebles, mesas, estanterías, etc., hay dos grupos de sofás: uno enorme y lleno de recovecos ante el ventanal desde el que, cuando está claro, se ve –aunque lejos– el pico de Almanzor, y el otro (el otro grupo de sofás), que no es tan grande, detrás, al fondo. En lo oscuro, que dirían las niñas.

–¿Qué tal?

–¡Huy…!, me encanta. ¿Y aquí es donde tocáis?

–Sí, ya lo ves.

–¡Jo…!

La habitación tira a marrón, es de paredes ocres, mucha madera, dos niveles porque hay unos escalones…; también mucho sofá, dos grupos de ellos…, pero de esto ya se ha hablado.

Lo que se intenta contar fue lo que sucedió cuando se juntó la orquesta de Villagarcía de los Caballeros (Falla, Pancho, Ringo, Charli) con las sobrinas de Falla. Era un sábado.

[…]

Las sobrinas de Falla son tres. La mayor se llama Candelaria; tiene veintidós años, toca el piano, como su tío, y lleva desde los seis en el conservatorio. Las otras dos son gemelas –o mellizas, aunque son casi iguales– y tienen dos menos, también de conservatorio. Estas niñas, que son flautistas, se llaman Teté y Miranda.

Las sobrinas de Falla son unas chavalas guapísimas, por decirlo en plan fino, y cuando se bajaron del coche, después de un largo viaje de tres horas, salieron despendoladas y lo primero que hicieron fue dar besos a todos.

[…]

Las mellizas han dejado las flautas y cantan contorsionándose y dando palmadas mientras leen las partituras. Teté no da algunas notas bajas.

–¿Y a ti qué te pasa? –le pregunta su tío en una de las pausas.

–No sé. Será el catarro.

Aquella primera vez tocaron todo lo que se les ocurrió, Bahía, Proud Mary, Oh! Carol, Corazón loco, Pretty woman, Roberta, Runaround Sue e incluso esa que se conoce como My way; todo muy salteado.

[…]

Y esta sería buena ocasión para preguntar,

–¿Y cómo suena el rock and roll tocado con dos flautas solistas?

–Bueno…, ¡fantástico…! ¡No veas las cosas que fueron capaces de hacer con el Mary Lou…! Y a dúo, ¿eh?… Que lo diga Ringo.

–No, sí, estas saben leer… Además, a las niñas les gusta mucho.

–¿Cuál? ¿El Mary Lou?

–No. El rock and roll.

–Ah, sí, eso sí; de toda la vida. ¡Se ponen como locas! Aún me acuerdo…

[…]

————————————————-

MÚSICA:

Aquí debajo coloco un enlace, en donde, audiovisualmente, se puede ver y escuchar algo de estos asuntos a los que me he referido, una de las tocatas de la Orquesta de Villagarcía de los Caballeros, que, a la postre, se ha convertido en una apología de las mujeres.

http://youtu.be/rxgIGobqr-w

Read Full Post »

Exif_JPEG_PICTURE

Érase una vez… que no había photoshop. Sí, porque antes de esta era electrónica que vivimos hubo una larga época en que las cosas se hacían con las manos, y si se trataba de transformar fotos se recurría a pinceles, acuarelas, tijeras, lápices de colores, espráis, rotuladores gordos y finos, kalquitos… ¿Os acordáis de lo que eran los kalquitos?

A mí me dio por ahí, y me harté de emborronar fotografías hasta, con los años, conseguir unos resultados más o menos aceptables, algunos ejemplos de lo cual traigo hoy aquí para que se vea cómo era lo que cuento.

Casi todas las fotos que van a continuación son fotos en blanco y negro y viradas antes de pintar, unas al sepia, otras al azul y sepia, y otras al azul y rosa. El motivo es que se pintan mucho mejor (en realidad, se entonan) si se trabaja sobre copias viradas que sobre las que se dejan en su estado natural.

El enlace para verlo es el siguiente:

https://docs.google.com/presentation/d/1GAgQzPKCVdz8rDSSNjiFXx8P1qg3KAQxL-NSW4T3JWI/

 

Read Full Post »

Older Posts »