Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘fruta’

Exif_JPEG_PICTURE

Esto es facilísimo de hacer: se hace compota de pera, o sea, se pelan y pican peras (conferencia) y se ponen a cocer en un cazo con un poco de agua y otro poco de azúcar. Si las peras están muy verdes tardan algo más, pero esto es algo que se hace en seguida. Se puede considerar hecho cuando se ha convertido en una masa con barcos; que no se deshaga del todo, que entonces sería mermelada. Y que no esté demasiado dulce, que el sabor a pera es muy bueno.

En un cuenco pequeño se pone un poco de mermelada de lo que sea (de higo, de melocotón, etc.), mejor casera, y sobre ella se añade cantidad suficiente de cacao en polvo (cacao de verdad, nada de sucedáneos). Se agregan un par de galletas y un poco de miel (de la buena, claro), y con el dorso de una cuchara se machaca todo bien de forma que se haga una pasta, una masa. Luego se toman bolitas de esta pasta (que resultará muy pringosa; para que no se pegue a los dedos, mójeselos con agua), que se echan en un plato en el que haya más cacao en polvo, y se hacen rodar sobre él. Ya están hechas las trufas, las cuales, a continuación, se colocan sobre un poco de la compota, o si no, se comen tal cual, ahora de esto, ahora de lo otro…, etc. Vamos, más que comer, lo que suele suceder es que se devoran, que esto es adictivo.

La masa de las trufas también puede llevar un poco de ron o de coñac…, pero muy poco, y si queda demasiado pastosa, un pelín de leche o de agua.


Nota: en la foto se advierte de manera inequivoca cómo es esto de la fruta cocida mezclada con una preparación del nunca suficientemente ponderado Theobroma theobroma, es decir, el cacao. Theobroma, en griego, quiere decir alimento de los dioses. Este nombre se lo puso Linneo a principios del siglo XVIII, seguramente por lo que le gustó.


¡Ah!, y si le entra mucha hambre, puede ir a este sitio:

La cocina española de siempre

 

Read Full Post »